En esta viñeta he concretado cualidades principales que un buen community manager debe poseer y que se adaptan perfectamente a las características de la organización escolar.
En la organización educativa de la que formo parte, es muy importante que podamos hacer visible a través de las redes sociales o de nuestra web institucional la información que queremos transmitir con inmediatez y lograr que tenga alcance consiguiendo interactuar con los miembros de nuestra comunidad educativa.

Ofrecemos contenidos que resultan relevantes a docentes, alumnado y familia y sin embargo el impacto conseguido es reducido. Con este objetivo en mente, nos planteamos el curso y la ejecución de este primer reto para lograr transformar esta debilidad en fortaleza.

Para ello necesitamos que la figura del community manager en nuestra organización  sea un buen comunicador y, a la vez, empático para mantener una relación positiva con los miembros de la comunidad y saber interpretar sus opiniones y sugerencias acerca de los contenidos que se publican, ya que es posible que algo que les pueda resultar relevante no lo estemos ofreciendo.
Es fundamental que conozca bien el contexto del centro, la idisioncrasia de las familias y alumnado, porque esto condiciona la forma en la que se presentan los contenidos y la manera más efectiva de comunicarlos.
Para finalizar, tiene que saber  sacarle el máximo provecho a las redes sociales, ya que nos permiten publicar contenidos de forma muy rápida y llegar a un número muy amplio de usuarios así como tener una gran capacidad de análisis para evaluar si la estrategia está dando sus frutos o necesita ser ajustada.

¿Qué opinas tú?

Anuncios